Select your Top Menu from wp menus

El feminicidio de María del Sol ennegrece y eclipsa el Día de la Libertad de Expresión en México

BLAS A. BUENDÍA
Reportero Free Lance
blasalejo@yahoo.com

México es el segundo país más peligroso para ejercer el periodismo

La barbarie en contra de los periodistas pareciera no terminar este suplicio todo por ejercer tan noble profesión

Mataron a su hija, la pequeña, de apenas 27 años. La que estudió comunicación. La comisionaron, contra su voluntad, a cubrir un candidato del PRI: reveló su madre; el gremio periodístico está indignado porque “ni viáticos le daban”, eclipsada

Juchitán, una ciudad que es la encarnación del espanto

La comunidad de periodistas de México, los partidos políticos y las fracciones parlamentarias insertadas en las Cámaras de Diputados y de Senadores, externaron su total repudio por el feminicidio de María del Sol Cruz Jarquín, el cual ennegrece el Día de la Libertad de Expresión en una época en que la barbarie en contra de los periodistas pareciera no terminar este suplicio todo por ejercer esta noble profesión.

El coordinador del Grupo Parlamentario Nueva Alianza en la Cámara de Diputados, Luis Alfredo Valles Mendoza, se pronunció a favor de impulsar que los tres niveles de gobierno realicen, de manera conjunta, una evaluación integral sobre los riesgos y posibles escenarios a los que se enfrentan los periodistas y defensores de derechos humanos, a fin de frenar la ola de violencia contra ellos.

En el marco del Día de la Libertad de Expresión en México que se conmemora este 7 de junio, el líder aliancista manifestó su preocupación debido a las cifras de asesinatos al gremio periodístico, ya que en lo que va de 2018 han muerto seis periodistas de diferentes medios a causa de ataques debido a su profesión, según refiere la organización civil Artículo 19.

El diputado por Durango señaló que de acuerdo con dicha organización, encargada de puntualizar y condenar las agresiones contra activistas y comunicadores, en el 60 por ciento de estos casos, están vinculados con funcionarios de diferentes niveles de gobierno, y el 99.6 por ciento de los crímenes contra la prensa quedan sin castigo.

Por ello, Valles Mendoza hizo un llamado a los tres órdenes de gobierno a repensar en los mecanismos de operación para brindar protección a periodistas, evaluar los posibles escenarios a los que podrían enfrentarse con el propósito de prevenir ataques, contrarrestar la violencia que ya se vive en algunas zonas del país y garantizar la seguridad de todos los ciudadanos en general.

El también integrante de la Comisión de Gobernación en la Cámara Baja, lamentó que México “viva en una persistente situación hostil hacia los medios de comunicación y sus periodistas”, como lo señala el informe elaborado por los relatores especiales de las Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Agregó que “mientras Reporteros Sin Fronteras (RSF) registró 65 crímenes contra comunicadores en el mundo en 2017, con un descenso global para la profesión de los últimos 14 años, México destacó como excepción al mantener su tendencia al alza con 14 agremiados asesinados el año pasado, somos el segundo país más peligroso para ejercer este noble oficio”.

“En Nueva Alianza creemos firmemente en el respeto a la libertad de expresión y buscamos generar las condiciones necesarias para garantizarla. Con la participación de los tres sectores, podremos vigilar que se respeten sus derechos. Ningún comunicador, ninguna persona, debe sentirse presionada en el ejercicio de su labor”, subrayó.

PRONUNCIAMIENTO

A su vez, la Red Nacional de Periodistas (RNP), la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG), Comunicación e Información de la Mujer A.C. (CIMAC), periodistas en sororidad (*) y solidaridad, condenaron el feminicidio de la fotógrafa y comunicadora María del Sol Cruz Jarquín, quien fue asesinada mientras cubría la campaña de la candidata Pamela Terán en Juchitán, Oaxaca.

 

HECHOS

Durante la madrugada del 2 de junio del presente año, la comunicadora María del Sol Cruz Jarquín se encontraba cubriendo la campaña de Pamela Itzamaray Terán Pineda, candidata a segunda concejal del ayuntamiento de Juchitán de Zaragoza de la coalición PRI-PVEM-PANAL. Antes de subirse a la camioneta, fueron emboscadas y asesinadas por un comando armado. En el incidente también murió el primo de la candidata que fungía como su chofer, Adelfo Guerra Jiménez.

 

CONTEXTO

En lo que va del año CIMAC ha registrado y documentado 44 casos de agresión contra las mujeres periodistas, de los cuales, el 33% de los casos no cuentan con líneas de investigación o se desconoce quiénes son autores materiales e intelectuales del delito o la infracción cometidos contras las periodistas.

La ola de violencia política en contexto electoral agrava la situación de la violencia de género en la entidad, en donde se han registrado dos casos de asesinatos de candidatas a cargos públicos.

Este clima de violencia e impunidad es lo que genera miedo e incertidumbre en la sociedad, lo cual provoca que aumente el peligro y los riesgos que enfrentan las mujeres periodistas, además propician condiciones de desigualdad, exclusión y discriminación, las cuales generan situaciones de vulnerabilidad que trascienden en todos los ámbitos de su vida.

Por lo anterior la organización, redes y periodistas firmantes exigimos:

 

·         Al maestro Alejandro Ismael Murat Hinojosa, Gobernador del Estado de Oaxaca, garantice la justicia pronta y expedita para María Del Sol Cruz Jarquín, la reparación integral del daño y garantías de no repetición.

·         Que la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca investigue los hechos y emita una versión oficial de lo ocurrido, además de dar con los culpables.

·         Demandamos al gobierno estatal de Oaxaca garantice el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, garantice la seguridad de toda persona y de las y los periodistas en este proceso electoral.

·         Solicitamos al INE (Instituto Nacional Electoral) impulsar acciones que ayuden a garantizar condiciones de seguridad para las y los periodistas.

 

Ese día, Juchitán se despertó con la muerte. Como un mal presagio, en plena onda de calor, corrió un aire fresco, como de muertos.

El silencio de la madrugada se interrumpió por las ráfagas de metralleta. Fue la encarnación del espanto. Un ataque armado mató a tres personas, entre ellas se encontraba la comunicadora María del Sol Cruz Jarquín, hija de la reconocida periodista Soledad Jarquín Edgar.

Juchitán de Zaragoza, la novena ciudad más peligrosa del país, nuevamente fue escenario de sangre. La noticia de la triple ejecución se sintió como un terremoto por los personajes involucrados. Auguran más muerte.

Y el gremio periodístico no fue la excepción. Los que buscaban confirmar la noticia, pronto se sacudieron con la tragedia de la colega Soledad Jarquín, periodista incansable en defensa de los derechos de la mujer, de la equidad de género y de su activismo en contra de los feminicidios.

La información circuló en chats de grupos de emergencia, de periodistas y de policía sobre la magnitud del ataque armado. De pronto, la noticia dio un giro intempestivo porque la noticia involucraba a Sol, la amiga de tantos años, la colega, la madre, la luchadora y eso conmovió al gremio.

De pronto los llamados telefónicos fueron incesantes, uno tras otro o al mismo tiempo. Amigos, amigas, colegas buscaban comunicarse para confirmar, otros condenar y los más llorar para desahogar su penar con la tragedia de Sol.

Paulina Ríos, directora del portal pagina3.mx habló llorando: “¿Ya sabes la tragedia de Soledad Jarquín?”

Ante la respuesta negativa, soltó en llanto: “Mataron a su hija, la pequeña, de apenas 27 años. La que estudió comunicación. La comisionaron, contra su voluntad, a cubrir un candidato del PRI”.

Luego otros compañeros preguntaban, “¿Cómo hacemos para solidarizarnos con Sol? ¿Qué hacemos? ¿Nos manifestamos? ¿Manejamos el nombre de la hija de Sol? ¿Cómo la apoyamos? ¿Nos vamos para alcanzarla al Istmo? ¿Pedimos se dispense la necropsia?¿En qué ayudamos a Sol?…”

De pronto, entró la llamada de la periodista Nadia Altamirano corresponsal de SemMéxico y reportera del Diario Noticias y me comenta que Soledad le habló de madrugada para que investigara sobre el atentado a una candidata, sin saber que ahí se encontraba su hija.

Una vez enterada, Sol le comentó con su dolor de madre que María del Sol le confesó que si no aceptaba que la comisionaran a Juchitán “perdía el trabajo” en la Secretaría de Asuntos Indígenas.

Nadia comenta que “la joven, hija de nuestra compañera periodista Soledad Jarquín, que se desempeñaba como jefa de comunicación social de la Secretaría de Asuntos indígenas, tampoco pudo denunciar que el titular de la dependencia, Francisco Javier Montero López, la comisionó para cubrir, desde hace más de un mes, las actividades proselitistas de su hermano Hageo Montero López, candidato del PRI a la presidencia municipal de Juchitán”.

También mencionó a un grupo de colegas que aunque se intentó de manera reiterada hacer contacto telefónico con el servidor público Francisco Javier Montero, sus números telefónicos marcaron fuera del área de servicio.

La reflexión que le confesó Soledad Jarquín fue lapidaria: “En este país donde no hay oportunidad para las y los jóvenes, si María del Sol no aceptaba que la comisionaran a Juchitán, perdía el trabajo y ahora ¿Quién sigue?”

Tanto amigas y amigos de un chat donde está incluida Sol comenzaron comentar la noticia, a orar, a exigir a las autoridades estatales justicia y otros no daban crédito.

A Sol la tragedia la agarró en Chiapas donde impartía un taller. Mujeres periodistas del Istmo de Tehuantepec acudieron a la funeraria a acompañar el cuerpo de María del Sol en espera del arribo de su madre.

Otras colegas hicieron llamadas telefónicas al fiscal Rubén Méndez, ha algunas contestó a otros no, aunque todos tenían la misma finalidad facilitar los trámites a la compañera Sol y castigo a los responsables de esta tragedia.

María de los Ángel Nivón del portal primeralínea.mx externó su indignación porque el funcionario que la mandó a la muerte, Francisco Javier Montero López, “no da la cara, no quiere contestar ese wey. Eso sí se la voy a mentar al Paco Montero, no tiene madre el cabrón”.

Comentaron que al parecer “ni viáticos le daban”, Leslie Vargas, Fefe, Ernesto, Carmina condenan el hecho y colocaron un moño en señal de luto en sus perfiles.

Lilia Torrentera, directora del Portal ciudadania-express.com, se irrita porque circula un video en redes sociales sobre el caso. Propone hay que pedir que lo bajen. Y cuestiona que no se destaque en las noticias que en el ataque armado mataron a la hija de Sol.

Una vez que se enteran que a María del Sol será velada en la funeraria Manuel Núñez Banuet en la colonia Reforma, al norte de esa ciudad, colegas se organizaron para comprar tamales, pan y café para esperar el cuerpo de María del Sol que fue eclipsada por la muerte en Juchitán, una ciudad que es la encarnación del espanto.

 

 

 

(*) SORORIDAD – La nueva fraternidad entre mujeres – Fue la antropóloga mexicana Marcela Lagarde quien acuñó este término para describir la situación de las mujeres en Ciudad Juárez, y es ella una de las principales referentes en la defensa del término sororidad. “Es una dimensión ética, política y práctica del feminismo contemporáneo”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enter Captcha Here : *

Reload Image